0

La Verdad Detrás del “Caso del Café Caliente de McDonald’s”

Todos lo hemos escuchado por años. Una mujer tiró su café en sus piernas y recibió un acuerdo por $3 millones. Esta atroz injusticia es la razón por la cual necesitamos cambiar la ley y promulgar más “la reforma de agravios”.

Aquí están los hechos:

  • Tella LIebeck, de 79 años, estaba en el asiento de adelante del carro de su nieto después de haber comprado una taza de café. Después de que el carro paró, la Sra. Liebeck empezó a remover la tapa de la taza que estaba entre sus piernas.
  • La taza se volteó, derramando el agua hirviendo del café en ella. Recibió quemaduras de tercer grado sobre el 16 por ciento de su cuerpo y fue hospitalizada por 8 días mientras recibía tratamiento por sus quemaduras, injertos de piel, cicatrización y discapacidad por más de dos años.
  • A pesas de sus lesiones, la Sra. Liebeck ofreció llegar a un acuerdo con McDonald’s por $20,000,
  • El jurado la premió con daños compensatorios por $200, 000. Esto fue reducido a $160,000 por el juez porque el jurado la encontró con 20% de culpa.
  • La evidencia demostró que McDonald’s mantiene su café de 180 a 190 grados, a pesar de que si se derrama a esa temperatura causa quemaduras de tercer grado en 2 a 7 segundos y a pesar de la advertencia del Instituto de Quemaduras Shriner que las bebidas por arriba de los 130 grados causan quemaduras graves.
  • De 1982 a 1992 McDonald’s quemó a más de 700 hombres, mujeres y niños, muchos de los cuales levantaron quejas y demandas.
  • Los testigos de McDonald’s dijeron que, a pesar de esas quemaduras, no tenían la intención de bajar la temperatura.
  • La evidencia demuestra que McDonald’s hizo aproximadamente $1.35 millones por día por la venta del café.
  • El jurado decidió enviar a McDonald’s un mensaje para parar de quemar a las personas premiando por daños punitivos igual a dos días de ventas de café -$2.7 millones.
  • Los daños punitivos fueron reducidos a $480,000 por el juez y la Sra. Liebeck eventualmente llegó a un acuerdo fuera de corte con McDonald’s por menos de $600,000.

En los últimos 22 años los grandes negocios y la industria de seguros han conducido campañas de propaganda masiva para distorsionar la verdad en un intento de limitar su responsabilidad por las lesiones, y poner límite a los daños, y limitar la habilidad de las personas a buscar compensación en las cortes. Como podemos ver, los hechos actuales del caso no garantizan ningún cambio en la ley o en los límites por daños. Desafortunadamente, estos hechos no quedan en un sonido rápido o en una calcomanía para carros.