0

Entonces, la Compañía de Seguros no lo trata justamente… ¿Ahora qué?

By Texas Personal Injury Attorney, Scott Robelen

Usted ha sido lesionado en un accidente de carro que no fue su culpa. Tiene facturas médicas aplicadas, ha tomado tiempo en su trabajo por sus lesiones y porque tiene que ir a tratamiento y ha experimentado un gran dolor físico y drama emocional.

Siente que la compañía de seguros lo puede tratar justamente y entonces trata de llegar a un acuerdo con su demanda usted solo, únicamente para encontrarse que a la compañía de seguro no le importa usted. Usted contrata a un abogado para que lo guíe en el proceso de las demandas y todavía la compañía de seguros se niega a pagar lo que usted considera en cualquier estándar moral, lo justo. ¿Qué es lo que sabe? La única respuesta: Bienvenido a la Litigación.

Litigación es el proceso de perseguir su demanda en contra del otro conductor a través del sistema de corte. No se equivoque, no es proceso fácil ni placentero para ninguna de las partes involucradas. El primer paso en el proceso es confirmar los hechos del accidente, la naturaleza y la extensión de su cuidado médico y la extensión de sus pérdidas monetarias, incluyendo cuentas médicas e ingresos perdidos. Una vez que el demandado apropiado haya sido identificado, una demanda es preparada a su nombre, y empezamos los esfuerzos de localizar al demandado para que podamos servirlo con la demanda.

Usted tiene aproximadamente 60 días en el proceso de litigación. La compañía de seguros de demandado contrata a un abogado para que represente al otro conductor y responde a la corte esencialmente negando todos sus alegatos. A este punto, el caso está en cuestión.

Junto con contestar negando su demanda, el abogado del demandado le enviará un pedimento de descubrimiento por escrito. Estos consistirán en pedimentos para revelar documentos, interrogatorios y producción de documentos.

Las revelaciones que usted tendrá que contestar informarán al demandado la naturaleza exacta de sus demandas, la extensión de daños monetarios que usted está clamando y todas las personas que usted piensa testificarán a su nombre cuando este caso esté frente a un jurado eventualmente.

Los interrogatorios son una serie de preguntas escritas acerca de la naturaleza y extensión de su demanda, la naturaleza y extensión de sus lesiones, su historial médico, su historial de demandas previos, y hasta cierto punto lo más de su historia personal incluyendo historia educacional y cualquier historia criminal que pueda tener.

La petición de producción de documentos es la oportunidad del demandado para obtener de usted cualquier documento que usted intente utilizar en el juicio de este caso, incluyendo facturas médicas, historial médico, reportes policiacos, fotografías y cualquier otro documento escrito o grabado que usted pueda pensar que puede ser de ayuda en el juicio. Por supuesto, el personal de litigación en Bailey & Galyen lo ayudará en cada paso del camino en responder todos los pedidos del demandado de descubrimiento por escrito. Al mismo tiempo enviaremos peticiones similares para descubrimiento al otro conductor que contestarán con la ayuda de su abogado.

Usted ya tiene 4 meses en el proceso de litigación. En este punto, algunas cortes nos permitirán pedir una fecha para el juicio, el cual generalmente será de 9-12 meses de la fecha de nuestra petición. En la mayoría de otras instancias, la corte nos asignará una fecha de juicio a su conveniencia, la cual, otra vez, será generalmente entre 9-12 meses del momento de que el descubrimiento por escrito haya sido completado.

Durante el tiempo que lleva al primer juicio de su caso, sus abogados estarán ocupados recaudando sus facturas médicas, records y evidencia de salarios perdidos en forma admisible. Vea, no podemos simplemente enseñarle sus cuentas médicas al jurado. Las cuentas médicas y los records tienen que ser verificados por un afidávit de cada uno de sus doctores. Dependiendo de cuantos doctores haya visto, este proceso de llevará hasta 6 meses y el costo entre $1,500 y $3,000.

Al mismo tiempo, su administrador de caso estará programando las declaraciones juradas de las partes y los testigos en caso. Las declaraciones juradas son un proceso a través el cual cada parte puede saber qué es lo que la otra parte va a decir en el juicio. Usted estará al lado de su abogado en una de nuestras salas de conferencia, en la presencia de un reportero de corte y será puesto bajo juramento de decir la verdad y nada más que la verdad. Usted será interrogado por el abogado de la otra parte acerca de cualquier cosa de su historia pasada personal hasta su cuidado médico y condición actual y todos los hechos y circunstancias alrededor no solamente de este accidente pero de cualquier otro accidente que usted pudo haber tenido en su vida entera. Usted será preparado para su declaración jurada por su abogado un poco antes de que su declaración jurada sea programada. Es un simple, pero importante proceso en su demanda. Por supuesto, el otro conductor será también interrogado completamente por su abogado acerca de su versión del accidente. Adicionalmente, cualquier otra persona que haya dicho que testificó el accidente será también sujeto a la misma interrogación para que su testimonio puede ser leído en el juicio por su caso.

Usted ya tiene 8 meses o más en el proceso de litigación. Usted tiene una fecha de juicio en los siguientes de 6 a 12 meses. Sin embargo, antes de que la corte le permita tratar su caso ante un jurado, la corte le requerirá que atienda a una mediación. La mediación es simplemente una conferencia informal de acuerdo llevada a cabo en la oficina de otro abogado, conocido como mediador. El mediador, generalmente determinado por el Juez no tiene el poder para forzar a las partes a un acuerdo. El mediador simplemente discutirá los pros y los contras de su caso con usted en la presencia de su abogado y verá si hay terreno neutral entre usted y la compañía de seguros en términos de un acuerdo. Al final del día, si la compañía de seguros le hace una oferta con la cual puede usted vivir, aunque no esté completamente feliz con ella, el caso será resuelto y no se requerirá más litigación. A usted se le pagará dentro de 2 a 3 semanas después de la mediación, y todas sus cuentas médicas serán pagadas en forma de la cantidad del acuerdo.

Después de una mediación no exitosa, usted notará una disminución de actividad en su caso. Esto es simplemente porque estamos esperando nuestra fecha asignada para juicio. Los juicios generalmente empiezan en un Lunes pero desafortunadamente, no sabemos hasta el Jueves antes del Lunes si seremos llamados para juicio o no. La razón de esta incertidumbre es porque las cortes ponen entre 5-10 casos para juicio cualquier Lunes sabiendo que la mitad de esos casos llegarán a un acuerdo, y algunos de esos casos no estarán listos para juicio. Generalmente, el caso más viejo en las cortes es el que está listo para juicio y es el que es llamado. Otra vez, no sabremos si seremos llamados para juicio hasta el Jueves antes del Lunes antes del juicio.

Hay una gran probabilidad que usted no será llamado para juicio en su primera o hasta su segunda programación de juicio. Esto le parecerá que nada está pasando en su caso y usted puede estar correcto. Simplemente estamos esperando para la siguiente programa de juicio porque todos el trabajo de su caso se ha hecho y el caso está listo para juicio. Una vez que el caso es llamado a juicio, su abogado se reunirá con usted el Viernes antes del juicio para prepararlo para testificar. El siguiente Lunes se reunirá con su abogado 30-45 minutos antes del juicio y el juicio empezará ante un Juez asignado.

Como el proceso de litigación, el proceso de juicio consiste en varias partes. Primero, el Juez y los dos abogados tendrán una conferencia antes del juicio para discutir evidencia del juicio y otros asuntos del procedimiento. Después de eso, los jurados para su caso serán llamados a su salón de corte y los abogados tendrán la oportunidad de cuestionar a los jurados potenciales para escoger a un jurado de entre 6 y 12 jurados imparciales. Una vez que el jurado es sentado, normalmente alrededor de la hora de la comida, las declaraciones de apertura son dadas para cada lado. Después de las declaraciones de apertura, la corte toma el testimonio, incluyendo su testimonio, acerca del accidente y la naturaleza y extensión de sus lesiones y daños. Muchas veces su doctor será llamado para testificar acerca de la naturaleza du sus lesiones así como cualquier gasto médico futuro que puede esperar como resultado del accidente.

Después de dicho testimonio, la defensa tiene una oportunidad de presentar su lado a través del testimonio del demandado y otros testigos que quiera llamar. Una vez que hayan hecho esto, ambos lados descansan y cierran su caso y las instrucciones de las cortes serán leídas en voz alta al jurado. El jurado toma las instrucciones escritas al salón de jurado donde el jurado deliberará y decidirá dos preguntas: Fueron una o las dos partes negligentes en causar el accidente; y cuál es la naturaleza y extensión de los daños a los cuales el demandante tiene derecho. Si el jurado encuentra que el demandado, el otro conductor fue negligente en causar el accidente y le otorga su dinero, un juicio será rendido a su favor por la cantidad de daños que el jurado ha encontrado que usted tiene derecho. La compañía de seguro finalmente será requerida a que pague lo que el jurado haya decidido que usted tiene derecho.

Como puede ver la litigación es un proceso muy largo. Es un proceso muy estresante desde el principio hasta el final y no es un proceso placentero para nadie. Al final es si usted puede resolver su caso en contra del otro conductor y su compañía de seguro por la cantidad de dinero que usted pueda vivir, aunque usted piense que no es justo, está en su mejor interés que lo haga. Sin embargo, en otras circunstancias donde la compañía de seguro simplemente se niega a pagarle por lo que usted piensa es razonable, nuestros abogados en litigación en el despacho jurídico de Bailey & Galyen están listos, y pueden enfrentarlo por usted y tomar su caso desde el comienzo hasta el final de todo el proceso de litigación para obtenerle la justicia que merece.