Derechos del no nacido

Recibí una llamada hoy de una mujer quien recientemente sufrió de un aborto. Le habían recetado medicina durante su embarazo la cual ella creé causó el aborto. Sin entrar en el asunto si la medicina fue la causa, tuve que informar a la madre la triste noticia de la ley de Texas. Puesta simplemente, las leyes de negligencia médica de Texas no protegen al no nacido. Ya que la Suprema Corte de Texas desde 1971 en Yandell v. Delgado, un feto es prohibido de asertar una demanda por negligencia médica a menos que nazca vivo. Se que parece que es lo contrario a lo que hemos escuchado o leído acerca de los derechos del no nacido, pero la Suprema Corte ha reafirmado su posición en Krishnan v. Sepulveda (1995), Edingbur Hosp. Auth. V. Trevino (1997) y Fort Worth Osteopathic Hosp. V. Reese (2004). La Suprema Corte ha mantenido que la madre (no el padre) puede recuperar por la pérdida del feto como parte de su cuerpo, pero no puede recuperar daños por angustia mental por la pérdida del feto como un individuo separado. La legislatura de Texas en el 2007 promulgó Tex. Civ. Prac. & Rem. Code § 71.003, creando un derecho para demandar por la muerte imprudencial de un niño no nacido. El chiste es que la ley no aplica a demandas llevadas en contra de doctores u hospitales. Entonces los padres pueden demandar por la muerte imprudencial de un feto a causa de un accidente de carro, pero no por errores cometidos durante el cuidado de parto o prenatal.