0

La Suprema Corte de Texas Lanza un Ejemplo Claro de Negligencia Médica

Qué terrible para la familia de Beverly Gross, de recibir de hecho justicia después de su muerte imprudencial solo para que se la hayan arrebatado la Suprema Corte de Texas.

En Febrero 1, la Suprema Corte de Texas revertió tanto en la corte de juicio y la corte de apelaciones en la demanda por muerte imprudencial y negligencia médica a nombre de Beverly Gross. Beverly cometió suicidio tres días después de que un psiquiatra declino a hospitalizarla involuntariamente para su cuidado psiquiátrico.

Tanto el jurado del juicio y la corte de apelaciones encontraron a favor de la familia de Beverly, encontrando que el psiquiatra cometió negligencia médica decidiendo en contra de la hospitalización e ignorando su historia de conducta suicida y las recomendaciones de otros dos psiquiatras, uno de ellos trató a Beverly una semana antes de la decisión de darla de alta.

Beverly voluntariamente se admitió al hospital después de que la policía la encontró desorientada y tratando de lastimarse en su casa cuando respondieron a una llamada reportando disparos de su casa. Cuando ella pidió ser dada de alta, su doctor obtuvo exitosamente una orden de detención para mantenerla admitida involuntariamente basado en los riesgos continuos de que podría lastimarse ella misma.

Después de transferirla a una facilidad estatal de salud mental, un psiquiatra con nombre Diego Rodriguez-Escobar examinó los records médicos de Beverly y habló con ella un total de 45 minutos. Basados en esas fuentes mínimas de información Rodriguez-Escobar decidió que ella no cumplía los requisitos de hospitalización involuntaria y la dio de alta. Ella cometió suicidio tres días después, en su cumpleaños 53.

La Suprema Corte de Texas no escucho los argumentos orales en este caso, basando su decisión únicamente en la revisión de los argumentos escritos presentados por los abogados de Rodriguez-Escobar y los abogados representando a la familia de Beverly. La Suprema Corte de Texas encontró que el testigo experto psiquiatra de la familia Gross falló durante el juicio de presentar evidencia suficiente que la hospitalización hubiera minimizado la oportunidad de que Beverly cometiera suicidio.

Este caso presenta un excelente y escalofriante ejemplo de qué tan caras y tardadas son las demandas por muerte imprudencial y de negligencia médica son. Usted puede leer más acerca de la historia de la batalla legal en este artículo de Austin Statesman. Una familia que levanta un caso de negligencia médica casi siempre experimentará años de batallas legales, ya que los hospitales y doctores quieren pelear y tienen los recursos para hacerlo.

Las familias que han perdido a un ser querido por negligencia médica deben de buscar consejo de abogados con experiencia como el equipo de negligencia médica de Texas en el despacho jurídico especializado en lesión personal de Bailey & Galyen. Lo alentamos a contactarnos para una consulta sin obligación si usted o alguien que conoce tiene preguntas acerca de negligencia médica.